Cargando por primera vez, esto puede llevar unos segundos...

info@caminosantiago.com

Peregrinaje en coche

Tradicionalmente el peregrinaje se hace a pie, aunque actualmente también se puede realizar a caballo o en bici, pero lo que no es corriente es recorrer el Camino de Santiago en coche.

Desde que Carl Benz construyó en 1885 el primer automóvil a gasolina hasta nuestros días, varios aventureros se han acercado a Compostela al volante de innumerables modelos y marcas de coches con el objetivo de unificar la historia moderna con la antigua.

 

Los últimos en apuntarse a esta poco tradicional forma de realizar el camino han sido el "Historical Vehicle Club" de Bélgica, que organizó un rally turístico que recorrió la Ruta Jacobea.

Empezaron el camino en Bruselas, donde tienen la sede los más de 250 socios de toda Europa, a los que solamente se les pide como requisito el poseer un vehículo con más de cuarenta años de antigüedad.

Partieron desde Bélgica veintinueve coches antiguos - conservados en excelente estado, y cuya velocidad media no sobrepasa los 60 kilómetros por hora- con destino a París, donde tomaron el tren hasta Biarritz, y una vez desembarcados con sumo cuidado, iniciaron el camino con dirección a Pamplona y Logroño.

Durante su trayecto por La Rioja encontraron algún pequeño problema como la falta de señalización por parte de la organización en algún cruce, lo que llevó a más de un piloto a dirigirse hacia el Monasterio de Valvanera.

En el Monasterio de Yuso tenían concertado el alojamiento y la visita al conjunto monástico de San Millán. Mientras los pilotos y sus acompañantes realizaban la visita, los turistas y los habitantes de la localidad pudieron disfrutar y hacerse fotografías junto a los coches de nombres tan míticos como "Porsche" o "Ferrari", aunque los más solicitados fueron los decanos del rally, un "Delage" francés de 1927 y un "Bugatti" italiano de 1938.

Su recorrido por tierras riojanas finalizó con la visita a una bodega donde apreciaron el vino, aunque con moderación ya que el límite de alcohol no varía con la antigüedad del vehículo.